Atender las necesidades materiales de la población afectada por los sismos del 7 y 19 de septiembre de 2017, en lo referente a alimentos, medicamentos, otros insumos para la salud y materiales diversos.