FES ZARAGOZA 40 ANIVERSARIO | Facultad de Estudios Superiores Zaragoza

FES ZARAGOZA 40 ANIVERSARIO


“La FES Zaragoza es motivo de orgullo para la Universidad Nacional Autónoma de México, su oferta académica y cultural, sus avances en la investigación, sus importantes programas de educación continua, en línea y a distancia, así como el servicio que presta a la población contribuye a la aspiración de un México mejor”, expresó el doctor Enrique Graue Wiechers, rector de la UNAM, durante la ceremonia de inauguración con motivo de la celebración del 40 aniversario de la fundación de esta multidisciplinaria, realizada el 19 de enero.

En el auditorio principal del Campus I, el rector de la UNAM resaltó que muchos han sido los logros en estas cuatro décadas de existencia de la multidisciplinaria, ya que “de los más de 2 mil 500 alumnos y 102 profesores que iniciaron el 19 de enero de 1976, hoy estamos hablando de una entidad universitaria en la que aloja a más de 12 mil estudiantes de distintos grados académicos, quienes son guiados y atendidos por alrededor de mil 500 académicos que han hecho de Zaragoza el mayor polo de desarrollo educativo y cultural en esta zona de la Ciudad de México”, indicó el doctor Graue Wiechers frente al director de la entidad, doctor Víctor Manuel Mendoza Núñez, los doctores Silvia Crespo Knopfler, decana del H. Consejo Técnico de la dependencia y los exdirectores de la ENEP y FES Zaragoza, José Manuel Álvarez Manilla y Benny Weiss Steider, respectivamente.

Entidad sólida y versátil
El rector de la UNAM señaló que en la actualidad la FES Zaragoza cuenta con una oferta académica de ocho licenciaturas, cuatro especialidades, cinco maestrías y dos doctorados. Se trata de una entidad sólida, versátil, de calidad y con un futuro más prometedor que las propias entidades académicas tradicionales. “El ejercicio profesional del presente y del futuro serán los grupos de trabajo, la salud lo requiere así. Los programas de investigación serán cada vez más complejos y requerirán para su solución respuestas desde distintas disciplinas. Con ello, las Facultades de Estudios Superiores llevan la delantera: enseñan, trabajan, generan conocimiento desde la multidisciplina y esto les asegura un futuro mucho más prometedor”, indicó el doctor Graue, quien agregó que la influencia de la FES Zaragoza en las comunidades aledañas ha sido vital para el desarrollo de la región que la rodea. “Las ocho clínicas universitarias de atención a la salud, además de fortalecer las habilidades profesionales de nuestros alumnos, prestan importantes servicios a la población. Más de tres millones de mexicanos han sido beneficiados, de alguna forma por esta actividad”.

Al hacer un recuento histórico del plantel, el director de la FES Zaragoza recordó que la Escuela Nacional de Estudios Profesionales (ENEP) Zaragoza fue inaugurada el 19 de enero de 1976 por el entonces rector de la UNAM, doctor Guillermo Soberón Acevedo, en el marco del proyecto de descentralización de la Universidad impulsado por el doctor Pablo González Casanova, como respuesta al crecimiento de la demanda de educación superior. “La ENEP Zaragoza inició sus actividades con una matrícula de dos mil 571 alumnos, distribuidos en seis carreras de licenciatura: Biología, Cirujano Dentista, Ingeniería Química, Médico Cirujano, Psicología y Química Farmacéutico Biológica, así como una de nivel técnico: Enfermería, todas estas con un sistema de enseñanza modular. La multidisciplinaria inició con 344 profesores, en su mayoría de asignatura y ayudantes de profesor y 176 trabajadores administrativos”.

Organización académica
En 1982 se inició la organización del Posgrado y la investigación con la creación de la Coordinación de Estudios de Posgrado e Investigación, surgiendo el doctorado en ciencias biológicas con lo cual el H. Consejo Universitario aprobó la transformación de la Escuela Nacional de Estudios Profesionales a Facultad de Estudios Superiores Zaragoza el 19 de mayo de 1993. El 5 de diciembre de 2014, el H. Consejo Universitario aprobó la creación de la licenciatura en Desarrollo Comunitario para el Envejecimiento. En este sentido, en junio de 2015 fue aprobada la creación del Campus III Tlaxcala para el desarrollo de dicha licenciatura e impulsar otras sobre temas emergentes.

En 2013 se creó el Centro de Tecnologías para el Aprendizaje (CETA) con el propósito de formar recursos humanos en el uso de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) y desarrollar recursos didácticos digitales que favorezcan las modalidades educativas presencial, abierta y a distancia.

En la actualidad, la FES Zaragoza cuenta con tres campus, ocho licenciaturas, siete de ellas acreditadas, con una matrícula de más de 12 mil alumnos, así mismo en el Posgrado se cuenta con cuatro programas de especialización, cinco de maestría y dos de doctorado, sumando una matrícula total de 223 alumnos. La planta docente está compuesta de mil 586 profesores, de los cuales 240 son de carrera de tiempo completo y 28 técnicos académicos, el resto son profesores de asignatura y ayudantes de profesor. Con respecto al personal administrativo, en la FES Zaragoza laboran 880 trabajadores administrativos, distribuidos en los tres campus y las ocho clínicas.

Logros alcanzados
El doctor Mendoza destacó que los logros más importantes de la ENEP-FES Zaragoza a 40 años de su fundación son los siguientes: Formación de alrededor de 48 mil profesionistas de pregrado. 2,779 biólogos, 8,532 cirujanos dentistas, 3,052 licenciados y 6,027 técnicos en Enfermería, 2,052 ingenieros químicos, 5,474 médicos cirujanos, 8,947 psicólogos, 3,755 químicos farmacéuticos biólogos. A nivel de Posgrado se han formado 400 especialistas, 127 maestros y 34 doctores.

En la entidad se han desarrollado mil 154 proyectos de investigación, se han publicados mil 303 artículos de investigación, de los cuales 561 se encuentran en revistas indizadas con factor de impacto. En el ámbito social, la FES Zaragoza ha brindado atención odontológica a más de dos millones de pacientes, servicios médicos, psicológicos y de Enfermería a cerca de un millón de pacientes. Se han brindado cursos de educación continua a más de 60 mil alumnos.

“El avance y los logros a 40 años de la fundación de la FES Zaragoza han sido significativos. No obstante, debemos reconocer que tenemos un margen importante de mejora. Los invito a que este balance nos permita identificar los nichos de oportunidad y sigamos construyendo juntos: profesores, alumnos y trabajadores administrativos, el futuro de nuestra Facultad considerando su potencial. Mi reconocimiento a toda la comunidad de la FES Zaragoza”, concluyó el doctor Mendoza.
Génesis del polo educativo
“Fundación de la ENEP Zaragoza, por qué y para qué” fue la charla del doctor Álvarez Manilla, exdirector fundador de esta entidad, quien señaló que el rector Pablo González Casanova planteó la necesidad de desconcentrar la estructura de la UNAM que retomó posteriormente el rector Soberón Acevedo.

Aplicación del conocimiento teórico
El doctor Álvarez Manilla señaló que la parte de estructura formal se caracterizó por la posibilidad de establecer un sistema dialógico que facilitaba una nueva relación entre los docentes y los alumnos, con la finalidad de hacerla más productiva. “El planteamiento del plan de estudios modular tenía un enfoque cercano a la realidad y en el ámbito de la salud el objetivo era sanar y no sólo reducir el daño por la enfermedad”.

Agregó que la infraestructura de la entonces ENEP Zaragoza estaba diseñada para favorecer la relación entre docentes y alumnos, por ejemplo la creación de las clínicas multidisciplinarias para la enseñanza de la Odontología.

Transformación en FES Zaragoza
Por su parte, el doctor Benny Weiss Steider habló del surgimiento de la FES Zaragoza y las perspectivas de hace dos décadas. En su disertación recordó la invitación que el director fundador de la ENEP Zaragoza, doctor Álvarez Manilla, le hizo a un año de la fundación “para unirme al grupo de distinguidos académicos encargados de su implementación”.

El doctor Weiss señaló que durante su gestión realizó la reclasificación masiva de profesores involucrados y se consiguieron cientos de tiempos completos de carrera. Se otorgaron nombramientos definitivos para profesores que tenían antigüedad y se construyeron cubículos equipados con aparatos de cómputo moderno. Se apoyó que un número importante de académicos realizará estudios de maestría y doctorado”, indicó el doctor Weiss.

“Una vez definiendo la infraestructura académica, el reto inmediato era convertir la ENEP en Facultad de Estudios Superiores y junto con comprometidos profesores que destacaban en la investigación se diseñó un plan de estudios de doctorado. Elegimos el área de biomedicina, para que participaran todas las licenciaturas de la Facultad.

El programa de doctorado de Ciudad Universitaria contaba con sólo siete alumnos, de éstos, tres eran dirigidos por el doctor Roberto Domínguez Casalá. De esta manera, el doctor Weiss planteó la opción de que como en las instalaciones de Zaragoza estaban dirigiendo al mayor número de alumnos de doctorado y con personal docente de la Facultad, se debía trasladar el plan de estudios a la ENEP Zaragoza o en su defecto permitir la implementación del propio plan de estudios en la multidisciplinaria. “Fue un trabajo arduo, con esfuerzo y dedicación logramos convertir el plantel en Facultad”.